Meditación para el estrés

A menudo, mucha más gente de la que crees sufre episodios de estrés. olvídate del típico ejecutivo que tiene plazo límite y mucha responsabilidad a sus espaldas, el estrés nos puede afectar a todos. En la época en la que vivimos, con el coronavirus, los negocios cerrando, sueldos bajos y la atención que requieren nuestros hijos, es fácil que tu también sufras de estrés. Y la meditación para el estrés puede ayudarte.

Lo bueno que tiene meditar por tu cuenta es que vas a poder hacerlo en cualquier parte. No requiere grandes montajes ni herramientas. Con lo que vas a aprender en este artículo podrás alejar los malos pensamientos de tu cabeza y centrarte en lo que realmente importa. Calma tu estrés y deja de sufrir.

Meditación para la ansiedad y el estrés

Tómese unos treinta minutos para esta práctica de atención plena del experto en MBSR, Bob Stahl. Puede realizar esta práctica sentado, de pie o incluso acostado. Elija una posición en la que pueda sentirse cómodo y alerta.

Una meditación para trabajar con ansiedad y estrés

El maestro de MBSR Bob Stahl lo guía a través de esta meditación que combina la conciencia de la respiración, la exploración corporal y la atención plena de los pensamientos, para que pueda explorar las fuentes de estrés y ansiedad.

  • Tómate un momento para agradecerte a ti mismo por estar aquí , por tomar este tiempo para estar presente, para ir adentro, en tus propias vidas.
  • Conéctate con tu mente y cuerpo con un registro consciente : siente cualquier sensación, cualquier tensión en el cuerpo, así como también siente tu estado de ánimo, siente tus emociones y simplemente reconoce lo que se siente.
  • Ahora, muy suavemente, retirando la conciencia del registro consciente, dirige tu atención a la respiración: siendo conscientes de la respiración en el abdomen, expandiéndonos en una inhalación y cayendo en una exhalación. Inhalar y exhalar con conciencia.

¿Quieres un curso curso gratis de Mindfulness? Entra y prueba

Si tienes dudas puedes empezar probando un curso gratis. Ver de qué trata, ver si te gusta y sobretoo si te ayuda.
Prueba, decide y cuéntanos qué tal.

Meditación para el estrés y ansiedad

  • Acto seguido retira suavemente la conciencia de la respiración, cambiaremos nuestro enfoque a un escaneo corporal. Sentir este cuerpo, el mundo de las sensaciones, los pensamientos y las emociones, y reconocer todo lo que se está experimentando. Lo que sea que surja en el cuerpo, o quizás a veces incluso en la mente y las emociones, reconozca y deje ser.
  • Respira todo tu cuerpo. Es posible que de vez en cuando notemos tensiones, rigidez, dolor, y si podemos permitir que alguna de estas áreas se ablande, por supuesto, deja que suceda. También es importante saber que si no podemos ablandarnos, nuestra práctica nos informa que lo dejemos estar. Deja que las sensaciones vibren y resuenen donde sea que necesiten ir; lo mismo se aplica incluso a nuestros pensamientos y emociones, dejándolos libres.

Meditación para el estrés, seguimos…

  • Sé amable con cualquier pensamiento ansioso que surja con la indagación consciente . A medida que nos sentimos en este cuerpo y mente, es posible que a veces sigamos experimentando algunos pensamientos ansiosos, preocupaciones, miedos, y hay ocasiones en las que podemos usar la meditación para el estrés, la indagación, la investigación para descubrir potencialmente las causas subyacentes de nuestros miedos. 

    Si parece que incluso después de practicar el escaneo corporal y la respiración consciente, estamos persistiendo con algunos sentimientos de ansiedad, centra la atención sobre esos sentimientos ahora para reconocer lo que se siente, sintiendo el miedo.
  • Sumérgete en tus sentimientos con compasión y gentileza. Así como a veces metemos los dedos de los pies en el agua para aclimatarnos a la temperatura del agua lentamente, paso a paso. Debemos sumergir los dedos de los pies con mucha suavidad en sentir miedo, simplemente reconociendo lo que hay, sintiendo el miedo con conciencia; no hay necesidad de tratar de analizar o resolver las cosas.

    Simplemente sentir la experiencia de sentirse ansioso, temeroso, preocupado y dejar ser. Y sea lo que sea que surja, igualmente reconociéndolo y dejándolo ser, así es como nos sentimos en el corazón del miedo. Solo escuchando con tanta compasión. No es necesario esforzarnos más de lo que podemos soportar, solo trabajar con los bordes, sentir la ansiedad y reconocer. A medida que aprendamos a estar con las cosas como son, es posible que descubramos las causas subyacentes de nuestro miedo y dolor.

A medida que nos aclimatamos a nuestros miedos, que no seamos desafiados por ellos. Que todos los seres, dondequiera que estén, estén libres de miedo y que todos los seres estén en paz.

  • Y ahora, retirándose suavemente de la práctica de la indagación consciente, regrese a la respiración nuevamente . Inhala y exhala, sintiendo en el abdomen el vientre expandiéndose al inhalar y cayendo sobre el aislamiento. Inhalar y exhalar, con conciencia. Solo estar presente en cada respiración, dentro y fuera.
  • Tómate un momento para observar tus pensamientos. Al igual que estamos viendo la respiración yendo y viniendo, incluso podemos comenzar a observar los mismos pensamientos que pensamos como si estuviéramos viendo las nubes volar en el cielo, como si estuviéramos sentados en la orilla de un río simplemente mirando lo que está flotando río abajo.

    Comenzar a observar la mente e incluso los pensamientos de miedo no son más que fenómenos mentales pasajeros, como nubes, observando cualquier pensamiento de miedo o ansiedad como simplemente eventos mentales que van y vienen. 
    Observando la mente, los pensamientos, notando la naturaleza cambiante de los pensamientos, simplemente yendo y viniendo. A medida que nos damos cuenta de los pensamientos y las trampas en las que nos encontramos, podemos liberarnos.

Acaba con el estrés meditando

  • De nuevo vuelve lentamente a la respiración. Solo ten cuidado al inhalar y exhalar. Ahora que comenzamos a terminar esta meditación sobre cómo trabajar con la ansiedad, tomemos un momento para recordar a todos aquellos que están siendo desafiados con estos sentimientos, todos aquellos que viven con miedo, preocupación, extendamos nuestros buenos deseos de curación, de paz, a todos los que viven con miedo.

Aquí tienes otras formas de meditar que pueden interesarte

¿Te ha ayudado el artículo?

Ayúdame con 5 estrellas

Media 4 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.